Mar12122017

Última actualización08:20:59 AM

 

Artículos

La Junta confía en la ventaja del origen para multiplicar la capacidad exportadora de unos jamones avalados por la máxima calidad

La Junta de Andalucía ha mostrado su plena confianza en que la ventaja de la diferenciación del cerdo ibérico onubense, avalado por la fuerza del nombre de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Jabugo, contribuirá a multiplicar la capacidad exportadora y la conquista de los mercados internacionales por unos jamones bañados por el máximo sabor y una calidad suprema. Con estas palabras ha inaugurado el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Pedro Pascual Hernández, la IV Semana del Jamón Ibérico y XXI Feria Regional del Jamón y del Cerdo Ibérico que convertirá a Aracena en “escaparate de la excelencia de los productos de nuestras dehesas” hasta el próximo domingo 23 de octubre.

Las expectativas, ha compartido Pedro Pascual Hernández, apuntan a que entre el 30 y el 35 por ciento de la producción ibérica salga con destino al extranjero bajo el abrigo del cambio de denominación de la DOP cuando hasta ahora las ventas más allá de la frontera nacional se limitaban al 10 por ciento. “No es extraño”, máxime cuando Jabugo, ha destacado, “será la única Denominación de Origen Protegida española con la máxima calificación de calidad”, amparada por las prácticas sostenibles de los ganaderos y productores de hasta 29 municipios que mantienen una industria agroalimentaria basada en la tradición y el equilibrio ambiental. Huelva, de hecho, es la provincia española con mayor producción de cerdos de máxima calidad, al concentrar el 30 por ciento de los alimentados en montanera y el 41 por ciento de los ibéricos cien por cien de bellota de la comunidad autónoma.

En este sentido, el delegado territorial ha ensalzado también el valor, y la consecuente necesidad de salvaguardarla, de un ecosistema único como la dehesa, “huella inequívoca” de sostenibilidad y compatibilidad entre medio ambiente y desarrollo social y económico. “Tenemos que protegerla de amenazas como el cambio climático o los problemas de rentabilidad de la ganadería extensiva ante la dificultad de competir con producciones intensivas, sin olvidar las exigentes normativas comunitarias que no tienen en cuenta las particularidades de este agrosistema”, ha apostillado. Por ello, ha continuado, “hemos reclamado a Europa instrumentos de apoyo adecuados para la regeneración del arbolado y el reconocimiento de su especificidad”.

El responsable de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural en Huelva ha remarcado el carácter “prioritario” que “tiene y tendrá” la dehesa para la Junta, en la medida en que “de ello depende nuestra biodiversidad, el futuro de un sector imprescindible como el del cerdo ibérico y la industria cárnica y, por tanto, el desarrollo de nuestros pueblos. No en vano, por la geografía onubense se extienden hasta 230.000 hectáreas de superficie adehesada, el 20 por ciento de la existente en toda la comunidad autónoma. A su impulso y su protección se destinará, según ha expresado Pedro Pascual Hernández, una línea de subvenciones específica que alcanzará los 100 millones de euros para toda Andalucía. Un montante que se sumará a las ayudas directas de la Política Agrícola Común (PAC), que en el último marco inyectaron en este ecosistema una dotación global de 330 millones de euros.

Sanidad animal

El delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Pedro Pascual Hernández, ha subrayado también el carácter esencial de la sanidad animal, que será uno de los ejes de la jornada que, bajo el título Andalucía Emprende, se celebrará en el marco de la IV Semana del Jamón y XXI Feria Regional del Jamón y del Cerdo Ibérico el próximo 20 de octubre en Aracena. El responsable del ramo en Huelva ha afirmado que la Junta no bajará la guardia en la lucha contra determinadas enfermedades que afectan a la cabaña ganadera onubense, un punto en el que ha reivindicado la utilidad de programas de vigilancia y control como el de la lengua azul o como el que persigue la erradicación de la tuberculosis bovina.

Contra la primera, se han aplicado en los dos últimos años más de 17 millones de dosis de vacunas frente a los serotipos 1 y 4 con una inversión pública de casi 4,7 millones de euros; y, en lo que respecta a la segunda, en 2016 se han puesto en marcha medidas adicionales aplicables tanto a las reses en la explotaciones como a la fauna silvestre que, unidas a la mejora de los medios de diagnóstico y a la intensificación de los controles, han permitido tener una visión más real de la situación de la cabaña. “El mayor registro de indicadores de la enfermedad no se debe a que la situación haya empeorado, sino a que tenemos un mayor conocimiento de la misma y esto nos permitirá combatirla también con mayores garantías de éxito”, ha concluido el delegado territorial.
 

Facebook

Últimas noticias

Tweets

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información. puede optener mas informacion aqu POLITICA DE PRIVACIDAD.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information